PABLO Y ESTEBAN

CENTRO ESPIRITA PABLO Y ESTEBAN
El Vendrell - Tarragona
Vaya al Contenido
Damos la bienvenida a aquellas personas que, por casualidad o no, lean esta página.
Si buscas emociones extremas, descubrir maravillas secretas, historias fantásticas, o remedios rápidos a todos los males… éste NO es tu sitio.

Aquí estamos para trabajar con la constancia y la paciencia de las olas del mar, que en la orilla te acarician los pies cansados, mientras que durante el paso de los siglos moldean continentes.

Trabajo constante y paciente para asimilar conceptos y conductas que nos permitan transformar nuestra vida hacia algo mejor a través del esfuerzo personal y de la solidaridad.

Que mejor simbología para traducir el trabajo del espíritu a través de su vida infinita que su comparación con la arena de la playa, expuesta al oleaje, eterno, incansable…   
Unas existencias trascurren plácidas, suaves,  mientras que otras la furia del mar nos hace clamar al cielo en busca de ayuda, coronados por la espuma del sufrimiento.

¿En qué situación te encuentras hoy? ¿Cómo es tu vida?

Algo me hace pensar que si estás leyendo estas palabras es porque llevas una vida muy agitada por las tormentas y galernas del mar, ese mar del  destino que tan acertadamente comparó el poeta Jorge Manrique con el final de nuestras vidas.

Aunque otras veces la calma total también es un momento de reflexión para nuestra alma, cuando el espejo del océano refleja la inmensidad del cielo, y en momentos de íntima soledad nos preguntamos ¿Qué hago yo aquí?

Bien. Tú mismo has hecho la pregunta, tú mismo y nadie más puede encontrar la respuesta.

El Espiritismo te ofrece un camino, no es el único, para estudiar la parte espiritual del hombre, del mismo modo que las ciencias te permiten estudiar la parte física y el mundo material. Ante la revelación de la existencia del mundo espiritual, -existen muchos científicos que ya admiten esa realidad paralela-, los espiritistas investigamos, sobre bases muy concretas y fundamentadas, esa otra realidad que, para sorpresa de todos, es más real de lo que suponemos en un principio.

Para que nada te lleve a engaño te diré que Jesucristo ya nos enseñó lo más importante para nuestra evolución espiritual, y es en su doctrina moral donde el Espiritismo tiene sus más firmes fundamentos.

Si tus inquietudes te llevan a buscar algo más que el simple caminar sobre la superficie del planeta, si crees que la vida es más que una existencia egoísta en lucha por satisfacer más caprichos y más vicios, o si esperas que la vida del hombre sea más que su trabajo, su vestido y su comida, arrastrado por la rutina diaria, te invitamos a descubrir algo que no es nuevo, una manera de dar sentido y sentimiento a nuestras vidas: el servicio a los necesitados, la ayuda a los que sufren, la información al desorientado, porque todos tenemos algo para dar, algo por entregar, y ese algo es AMOR. Ese amor que Jesucristo ejemplificó en su vida volcada hacia los demás, con mensajes de perdón, misericordia y humildad que con el paso de los años fueron desvirtuados por los que heredaron sus enseñanzas. Pero todo eso Él ya lo sabía, porque somos débiles y egoístas, sabía que no haríamos buen uso de sus enseñanzas, es por eso que anunció la llegada de un consolador que explicaría lo que aún quedaba por comprender de sus mensajes, y ese consolador lo tenemos hoy aquí: el Espiritismo.

Es una puerta estrecha la que te invitamos a cruzar, pero lo que encontramos al otro lado vale la pena el esfuerzo. ¿Vienes con nosotros?
Regreso al contenido